RITMO

Nada suena mejor que las notas de tu interior,

el ritmo de la vida, el tono del amor,

enardecer con cada nota emocionando cada acorde,

cómo, dónde, no olvidarás tampoco el cómo.

En ese instante se acabará el silencio,

el que te abrazó en la soledad,

el vacío sonoro de la tristeza,

morirá el siseo de la incertidumbre.

Escúchate, rítmicamente cada deseo,

música de labios amados por labios,

destinos acunados con calor y guiños,

el viento esbozado en el pentagrama de tu alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s