SONRÍO

Llevo veintiún días sonriendo al despertar,

gracias, gracias, gracias, ante el espejo,

me hablo con afecto infinito,

como lo hago a las personas que cuido.

No pasa nada, no ocurrió nada más,

tranquila, sosiégate, mente aconsejada,

harta de oír sus quejidos y sus lamentos,

le regalé llamas ardientes de besos.

Yo estoy aquí para velar con palabras,

para que con poemas puedas ser aéreo

porque existe otra forma de vivir,

una existencia que está llena de felicidad, sonrío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s