ENCOGIDO

Se olvidó que no era más que un espécimen

un algoritmo de suerte y espejismos,

se sentía tocado y osado por la mano de su Dios

en las noches llenas de grandezas y delirios.

 

De golpe un martes fue un saltimbanqui

la decrepitud lleno de herrumbre sus días,

decadencia de la parca en vida,

olvidado y apartado por los otros elegidos.

 

Abre y coloca las cortinas de la habitación 632 por favor,

tápale con las sábanas hasta el cuello

no quiere que le veas encogido,

tu energía, tu brillo y sonrisa es todo lo que hoy ansia.

 

Sus hijos llegarán algún atardecer de visita,

estará sonriendo, te lo aseguro,

saltará, correrá hacia ellos

con los brazos, ahora encogidos, entonces bien abiertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s