Pastillas para no soñar

Bajo la tormenta de sentimientos tuve miedo

por lo que me habían enseñado a temer

escapa, huye, el agua azul te llevará,

hasta que decidí fluir, lo hice.

Educado apesebrado con granos de pánico,

ríndete, no seas, no sientas, no luches,

pliégate, no pienses, no analices, no preguntes,

el sino de nacer es no ser nosotros.

Se me coló por una rendija la ilusión,

como varees de tus pesares las ramas,

otra opción no me quedó que vivir,

y los lunes comprar pastillas para no soñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s